Presentación Design Research para UX Spain 2012

Hace un par de semanas estuvimos en Salamanca en la primera celebración del UX Spain, donde Ana Escontrela (UX Designer) y yo  hicimos una presentación sobre investigación en diseño que comparto en este post.
La versión que veréis aquí es una adaptación con algunas diferencias sobre la que presentamos en Salamanca, pero con la misma idea: la importancia de la investigación en diseño.
Debajo incluyo las principales ideas expuestas.

  • La evolución del diseño a terrenos que plantean retos más allá de la estética, como el diseño estratégico o el diseño de servicios, requiere de una integración real de la investigación al proceso de diseño.
  • Hoy en día nos enfrentamos a retos de diseño más complejos, como diseñar para plataformas con códigos de uso específicos, diseñar para nichos, o innovar en tiempos donde los cambios se suceden con mucha rapidez, lo que implica que no podemos esperar a que llegue la inspiración para tener ideas geniales, hay que salir a buscarla.
  • A día de hoy muchos diseñadores han adoptado habilidades de investigación porque perciben el valor del contacto con el usuario, pero estos no tienen tiempo para aprender y poner en práctica otras técnicas o para analizar en profundidad los resultados.
  • En grandes empresas con departamentos especializados la investigación y el diseño funcionan por separado. En estos casos donde hay recursos pero no comunicación el resultado es una investigación cuyos frutos no suelen ser útiles para el diseño.
  • Design Research o investigación para diseño es lo que planteamos como solución, no sólo investigar en un contexto de validación, sino también para la exploración constante de escenarios y alternativas.
  • Esto implica que la investigación pase de ser un requerimiento de los stakeholders (cliente, product managers, etc.), a convertirse en una demanda del diseñador, que entiende su valor añadido en el proceso de diseño.
  • Este valor añadido es fundamentalmente la posibilidad de comprender problemas más complejos con profundidad y amplitud, porque la calidad de un diseño es directamente proporcional a la comprensión que el diseñador tenga del problema.
  • Los investigadores y los diseñadores tienen que trabajar en equipo: ambos deben estar en la definición y ejecución de la investigación y en la definición y ejecución del diseño.
  • Esta forma de trabajar implica que:
    • Se obtendrá mayor riqueza en los resultados, ya que se enfocará el esfuerzo en arrojar luz en los aspectos del problema  que el diseñador haya apuntado.
    • Se obtendrá una visión más amplia del problema. El enfoque analítico aporta asociaciones y categorías de aproximación a un problema que no solo contribuyen a la comprensión del mismo, sino también a la calidad de la solución generada.
    • Contar con el investigador sirve para poder aplicar otras técnicas más allá del test o el grupo de discusión y poder explicar estas decisiones de investigación al cliente o a los jefes de producto cuando sea necesario.
    • La participación del diseñador en la investigación conlleva un proceso natural de generación de ideas u “observation storming”. Mientras el diseñador está en la investigación automáticamente genera ideas que nutren su proceso.
    • El investigador en la fase de diseño debe ser una fuente de feedback para el diseñador, ya que es alguien que conoce a fondo el proyecto y que ha acumulado información necesaria para apoyarle en momentos críticos.
  • En la práctica la forma de trabajar implica:
  1. Definir objetivos a partir del problema de diseño.  Teniendo en cuenta las herramientas del investigador para la extracción de información, una alternativa para definir las verdaderas necesidades del diseñador es generar estos objetivos a partir de una solución rápida que este haya esbozado, donde se evidencien sus incertidumbres y las hipótesis que éste haya planteado en su acercamiento al problema.
  2. Experimentar la investigación. El diseñador debe participar en el trabajo de campo no desde detrás de las cámaras, sino como parte del equipo, interactuando también con los usuarios. No es necesario que esté en todas las sesiones o visitas, pero si que entienda la dinámica y la experimente personalmente.
  3. Analizar las sesiones. El diseñador y el investigador deben procesar juntos sus impresiones de la investigación, combinando sus habilidades de análisis y síntesis. Así el investigador obtiene feedback sobre los insigths más relevantes para el diseño y a su vez el diseñador tiene material para trabajar en su propuesta.
  4. Comunicar, no abrumar.  Los resultados de la investigación también deben ser comprendidos por los stakeholders, y para esto el diseñador puede ayudar a definir una mejor manera de comunicarla, que facilite su rápida interpretación, evitando los problemas del informe tradicional.
La decisión de qué camino tomar para incluir a la investigación como parte del proceso de diseño depende tanto del campo de trabajo como de la madurez de la organización, y mientras más grande sea esta organización más complejos serán los problemas de diseño a los que se enfrenten.
Los diseñadores sabéis manejaros en la incertidumbre, y entendéis que no existe la solución perfecta, pero también estáis acostumbrados a seguir muchos caminos para llegar a una solución.
Sea cual sea la vía, pasa por redefinir nuestra metodología de trabajo teniendo en cuenta la variedad de posibilidades que ofrece la investigación, haciendo real lo que la mayoría de nosotros profesamos cuando usamos la expresión de “diseño centrado en el usuario”.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s