Captar más allá del perfil demográfico

Encontrar a los participantes correctos es muy importante para el éxito de tu proyecto porque si tienes a las personas incorrectas hablando sobre tu producto, valorando o generando ideas,  la investigación aportará poco a nada al diseño, ya que tus resultados no representarán la percepción y el comportamiento de los usuarios reales o potenciales.

Para determinar quiénes son los participantes ideales hay que encontrar personas que respondan a un balance de las ciertas variables demográficas (género, nivel socio económico, etc.), pero también es importante considerar comportamientos, actitudes, creencias y perspectivas.

¿Cómo definir los participantes ideales?

Hay dos factores claves que debemos tener en cuenta a la hora de plantear la captación:

1. Los objetivos de la investigación.
Las grandes incógnitas del proyecto son las que dictarán dónde y cómo buscar las respuestas.

Un ejemplo: para responder a la pregunta del por qué pocos jóvenes participan activamente en iniciativas sociales y de voluntariado nos dirigimos tanto a voluntarios como a no voluntarios. Esto nos sirvió para obtener un conocimiento más amplio de la situación actual de los jóvenes y el voluntariado, aprendiendo qué factores habían conllevado a los voluntarios a su implicación y constancia, y, por otro lado, las barreras que establecían los jóvenes no implicados socialmente para este tipo de actividades.

En concordancia con los objetivos planteados también será más interesante hablar con usuarios “expertos” y/o  “early adopters”, frente a “mainstreams”.

Por ejemplo, para buscar inspiración en su proyecto de diseño de un sistema de energía solar en hogares en India y Africa sin acceso a electricidad, el equipo de diseño de Ideo.org visitó a un usuario extremo de la energía solar en San Francisco. Este ingeniero y su esposa viven en un hogar en el que toda la electricidad proviene de energía solar.

Esta experiencia les sirvió como referencia para tener en cuenta múltiples soluciones que pudieran ser adaptadas a los entornos empobrecidos en los cuales iban a desarrollar su proyecto.

Por otro lado, para la evaluación del diseño de una web es importante contar con usuarios normales de webs similares que te ayuden a identificar las oportunidades de mejora en la misma. Con usuarios normales me refiero a que no sean diseñadores o expertos en el sector al que pertenece la web. Por ejemplo, para la evaluación de una herramienta de contabilidad será interesante contar con personas que utilicen estas herramientas, pero no solo contables, sino también administrativos que hayan tenido que aprender a usarlas y puedan ofrecer una visión distinta de su usabilidad.

2. Los recursos con los que se cuenta para el proyecto.
La captación de usuarios es un trabajo arduo y costoso, por lo que en muchos proyectos se termina dejando de lado la investigación.

Si pensamos en la situación ideal (herencia de la investigación social), deberíamos investigar hasta “saturar el discurso” (que prácticamente sea imposible que nos cuenten algo nuevo), “alcanzar la validez” (en términos cuantitativos, contar con suficientes participantes como para poder afirmar que el resto del universo repetirá los mismos patrones), etc… Pero esta no es la situación de la mayoría de los proyectos de diseño, en los que los recursos y el tiempo tienen un límite marcado que termina llevando en muchas ocasiones al sacrificio de la investigación.

Para estos casos es importante recalcar que la rigurosidad (científica) no es el objetivo principal de la investigación en diseño y, por lo tanto, podemos hacer “investigación de guerrilla” y obtener resultados igualmente válidos.

Aquí lo que buscamos es trabajar de forma ágil sin dejar de cumplir nuestro objetivo principal: obtener insights para el diseño. Como alternativas podemos reducir las exigencias en la captación ahorrando tiempo y dinero con esto. Por ejemplo: Por deformación profesional diseñadores e investigadores observamos con interés a las personas en el transporte público, vemos como utilizan sus smartphones  y libros electrónicos, qué periódicos leen, etc., algunas veces incluso hacemos fotos de estos momentos… ¿Quién dice que este material no es válido para inspirarnos, encontrar oportunidades de mejora, etc.?

Si necesitamos hablar con las personas también podemos llevar a cabo un proceso de captación más ágil, trabajando con un número manejable de contactos y eliminando criterios muy específicos (ej. no captar de nuestras redes de conocidos o amigos). Esto reduce no solo los costes de tiempo en llamadas y contratación de empresas de captación, sino también de incentivos a la participación. En empresas como Last.fm se han realizado tests con usuarios en cyber cafés, ya que en estos locales se encontraban con usuarios entusiastas del servicio que colaboraban por motivación propia.

Para obtener más información sobre las formas de llevar a cabo tanto la definición de la muestra como la captación de usuarios recomiendo las siguientes lecturas:

Observing the user experience de Mike Kuniavsky

Mental Models de Indi Young.

Advertisements

Estudio sobre interfaces gestuales

Antes que nada pido disculpas por el descuido de este espacio y porque este post tampoco será una entrada propia.

Por otro lado, no pude evitar compartir esta presentación de Miguel Agustí, (prestigioso psicólogo y design researcher en Designit), porque es un excelente ejemplo del trabajo que hacemos cuando investigamos para diseño: qué buscamos entender, para qué nos sirve entender estas cosas.

Prometo dar más calor al blog, pero mientras, aquí os dejo con la presentación del estudio sobre interfaces gestuales que se llevó a cabo en la Jornada de Experiencia de Usuarios en la Universitad Oberta de Catalunya en octubre de este año.

3. UOC 4 10 12 Jornada experiencia usuarios – Miguel Agustí from Mosaic on Vimeo.